Ruta de la Fe y el Tesón

La población manizaleña se ha destacado desde sus inicios por ser un pueblo con mucha fe y de feligreses con grandes pretensiones, que son cualidades que se expresan en la concepción de su catedral “… una obra grande, bella y arquitectónica que llene las aspiraciones de los católicos habitantes del departamento de caldas, (…) parecida a san pedro en roma o a la catedral de colonia“ (la voz de caldas, noviembre 16 de 1926 )

De igual manera se destacan construcciones que resaltan el empuje comercial de sus habitantes y el apogeo económico proveniente del cultivo y comercialización del café.

Hacia 1930, estaba prácticamente reedificada la mayor parte del área incendiada, los “palacios” y los edificios públicos y privados más importantes se encontraban ya conformando un conjunto urbano casi continuo. La única construcción importante que no había sido terminada aún era la Catedral.

Tomado de:

Santander, M., & Arango, J. E. (1997). Arquitectura Republicana en Manizales. Manizales: Editorial Nomos.

No. Inmueble Dirección Descripción del inmueble
Inmueble 01
Carrera 23 # 18-47
Inmueble 02
Carrera 23 # 19-22
Inmueble 03
Carrera 23 # 20-43/63
Inmueble 04
Carrera 23 # 20-35/45
Inmueble 05
Carrera 22 # 24-13
Inmueble 06
Calle 22 # 23-17
Inmueble 07
Calle 22 # 23-41
Inmueble 08
Calle 23 # 23-48
Ir arriba